Portada » Reino animal » Alimentación del grillo (gríllidos) y su aparato digestivo

Alimentación del grillo (gríllidos) y su aparato digestivo

Imagen seleccionada para alimentación del grillo
Evgeny Parushin/sp.depositphotos.com

La alimentación del grillo es omnívora, es decir que se alimenta tanto de material animal como vegetal. En ambientes naturales su dieta consiste principalmente de hierbas y semillas frescas e insectos más pequeños que él, pero en ambientes perturbados por el ser humano se alimentan incluso de basura. En cautiverio suelen alimentarlo casi exclusivamente con frutos y hojas.

Generalidades

El grillo es un insecto ortóptero de la familia Grillidae, los cuales se caracterizan por tener sus patas traseras adaptadas para el salto, mientras que las anteriores les permiten correr rápidamente. El macho emite un sonido característico frotando sus alas. Existen varias especies de grillos domésticos.

Actualmente el grillo ha adquirido cierta importancia, por una parte es empleado como alimento para mascotas insectívoras o como carnada, por otra está siendo empleada cada vez más para la elaboración de harinas para el consumo humano.

Gracias a ello, el conocimiento que se tiene actualmente acerca de la alimentación del grillo ha aumentado considerablemente, por ejemplo, antes se consideraba que, aun cuando es omnívoro, en cautiverio podía sostenerse solo con una dieta vegetal, cuando realmente esta práctica conducía al canibalismo entre ellos para poder satisfacer los requerimientos nutritivos que provee la dieta animal.

Hábitos y mecanismos de alimentación del grillo

La alimentación del grillo ocurre durante horas de la noche, consumiendo hojas, frutos, semillas y pequeños insectos que caza activamente, también puede consumir animales muertos. En viviendas humanas y ambientes perturbados pueden alimentarse de restos de alimentos y basura orgánica.

En cautiverio, la alimentación del grillo puede basarse en zanahoria, papas o patatas y lechuga, también puede complementarse su dieta con alimento para mascotas, o pequeños trozos de carne u otra proteína animal. En caso de una dieta pobre en proteína animal o cuando es mantenido en densidades muy elevadas, es frecuente el canibalismo.

Alimentación del grillo y su sistema digestivo

El tubo digestivo del grillo tiene una forma de tubo con sinuosidades a lo largo de su recorrido, abre al exterior por medio de la boca y termina en un ano que abre en la porción más distal del cuerpo.

Está dividido en tres regiones de acuerdo con su desarrollo embrionario, el estomodeo, el mesenterón y el proctodeo. El estomodeo y el proctodeo se originan como invaginaciones de la ectodermis durante el desarrollo embrionario, mientras que el mesenterón se forma a partir del endodermo.

Estomodeo

Forma la parte anterior del tubo digestivo del cual representa cerca del 38% de su longitud total. En él se localizan cuatro regiones: faringe, esófago, buche y proventrículo. Debido a su origen embrionario, el epitelio interno está recubierto de cutícula por lo cual en él no se puede realizar absorción de nutrientes.

Otra consecuencia del origen embrionario del estomodeo es que su cutícula se pierde durante la muda, por lo cual la alimentación del grillono puede realizarse hasta unas cuatro horas después de cada muda.

Faringe

Viene inmediatamente después de la boca, sus paredes dorsal y ventral presentan una constitución distinta, mientras el epitelio está muy plegado dorsalmente, en la parte ventral estos pliegues son menos numerosos, pero más grandes y se extienden hasta la zona de transición entre el buche y el proventrículo.

Esófago

Sus paredes dorsales y ventrales presentan una constitución similar a las de la faringe, la cutícula presenta unas ornamentaciones dirigidas posteriormente, lo cual ayuda al tránsito del alimento. Estas ornamentaciones son conservativas dentro de una misma especie, pero varían entre una especie y otra, por lo cual se ha sugerido su uso con fines taxonómicos y filogenéticos.

Buche o ingluvio

Es la cámara más amplia del estomodeo. La cutícula que recubre sus paredes internas está ornamentada con espinas de distintas longitudes y grosores. Los pliegues del epitelio de este compartimiento del tubo digestivo le proveen gran capacidad de distención, lo cual permite que durante la alimentación del grillo se ingieran grandes cantidades de alimentos y sean almacenados en él.

Además de su función almacenadora, el buche también tiene función digestiva durante la alimentación del grillo, participando en la digestión de proteínas a pesar de no presentar función glandular, realizándose esta gracias al flujo de enzimas digestivas desde el ciego.

Proventrículo

El proventrículo presenta una luz más reducida y un menor tamaño que el buche, pero sus paredes musculares son más gruesas. Esta cavidad se ensancha distalmente adquiriendo una forma de botella. La ornamentación de las espinas de la cutícula es más fuerte que en las cámaras anteriores. Estas espinas ayudan a dirigir el alimento hacia el estómago.

El proventrículo se encarga de homogenizar el producto de la alimentación del grillo que viene desde el buche, y una vez homogenizado controla, por medio de contracciones musculares, la cantidad de alimento que penetra al estómago.

Mesenterón

El intestino medio del grillo se origina a partir del endodermo embrionario y por lo tanto carece de cutícula. Ocupa cerca del 21% de la longitud total del tubo digestivo. Según algunos autores, la participación del mesenterón en la digestión durante la alimentación del grillo, es menor a su participación en otros insectos.

Ciegos gástricos o divertículos

Su función es incrementar el tiempo de retención del alimento en el tubo digestivo para favorecer su digestión. En el grillo, sus paredes internas presentan una constitución similar a la del ventrículo.

Ventrículo

También denominado digestivo medio o estómago. Es de forma tubular y sus paredes internas están constituidas por vellosidades recubiertas de microvellosidades. El ventrículo secreta una fina membrana denominada membrana peritrófica, constituida por quitina y otras proteínas, cuya función es liberarse y recubrir el alimento, impidiendo que entre en contacto directo con las paredes del ventrículo, protegiéndolo así de los jugos gástricos.

Proctodeo

Formado a partir del ectodermo embrionario, está cubierto por una cutícula más delgada que la que recubre al estomodeo, por lo cual es permeable al agua y permite la recuperación del agua de las heces antes de que sean expulsadas al exterior. Está conformado por tres partes, el íleon, el colon y el recto. Representa un poco más del 40% de la longitud total del tubo digestivo.

Íleon

Está en comunicación con los túbulos de Malpighi, los cuales son los órganos excretores del grillo. Durante la alimentación del grillo, los alimentos no son aprovechados al cien por ciento. La porción no digerida de estos (egestas) y los productos de desechos metabólicos (excretas) van a ser liberados juntos por el tubo digestivo, que está recibiendo los productos de excreción en esta porción del proctodeo.

Colon

Es más largo que el íleon, no presenta proyecciones pero si pliegues transversos.

Recto

Corto y más ancho que el colon, de forma globosa. Es la principal zona de recuperación de agua y compactación de las heces.

Referencias

– J., Malavasi, F., Ureña & Y., Kozuka (1981). Microscopía electrónica de barrido del epitelio digestivo del grillo (Gryllus sp.). Revista de Biología Tropical 29(1): 59-75.

– D.J., Borror, D.M., De Longc & C.A., Triplehorn (1976). An introduction to the study of insects. 4th edition. Holt, Rinehart and Winston. New York, Chicago.

– J., Woodring & M.W., Lorenz (2007). Feeding, nutrient flow, and functional gut morphology in the cricket Gryllus bimaculatus. Journal of Morphology 268:815–825.

– C.S., Fontanetti & E., Zefa (2000). Morphological characterization of the proventriculus of Gryllus assimilis Fabricius (Orthoptera, Gryllidae). Revista brasileira de Zoologia 17 (1): 193 -198.

Puedes consultar también este tema: Alimentación de los delfines