Portada » Reino animal » Qué comen los geckos, tanto los de casa como los salvajes

Qué comen los geckos, tanto los de casa como los salvajes

Qué comen los geckos
Brian Gratwicke/CC BY 2.0

Los reptiles representan un grupo animal de gran interés por sus características biológicas, evolutivas y fisiológicas. Es por ello que muchos aspectos como qué comen los geckos han sido ampliamente estudiados. Los geckos son un grupo de reptiles saurópsidos escamosos (Infraorden Gekkota) con gran distribución en todo el mundo. Este grupo presenta una increíble diversidad, con más de 1850 especies descritas en la actualidad.

Son animales de gran importancia ecológica, pues representan un ítem alimenticio para muchas especies de reptiles, mamíferos e incluso algunos invertebrados como arañas y ciempiés. Además, la alimentación de los geckos también representa un aspecto de gran importancia en los ecosistemas que habitan dichos animales. Esto se debe a que estos reptiles se alimentan principalmente de invertebrados que son considerados plaga o parásitos de otros animales y poblaciones humanas.

Qué comen los geckos en su hábitat natural

Aunque generalmente la respuesta a qué comen los geckos suele relacionarse con insectos, estos animales también son capaces de alimentarse de frutas y néctar de flores. Diversas especies como Hoplodactylus maculatus y varias especies del género Phelsuma se alimentan de materia vegetal. De hecho, en algunos lugares como Nueva Zelanda, estos reptiles tienen un importante papel como dispersores de semilla de especies vegetales como Coprosma propinqua. Las especies que consumen néctar, presentan lenguas que les permite lamer dicho componente de las flores.

Entre los principales ítems alimenticios de la mayoría de geckos, en los que se ha estudiado la dieta, se encuentran diversos arácnidos e insectos de los órdenes Orthoptera (grillos y saltamontes), Blattodea (cucarachas), Coleoptera (escarabajos) y algunos lepidópteros (polillas). Además, también se han registrado geckos comiendo áfidos, y algunas especies de gran tamaño pueden cazar miriápodos (ciempiés y milpiés), escorpiones e incluso algunos vertebrados pequeños como lagartos, aves y roedores. En variadas especies de geckos como el gecko leopardo, el gecko común tropical (Hemidactylus mabouida) y el gecko liso (H. aquilonius) también se ha registrado el canibalismo, especialmente de los juveniles o las crías.

Estos reptiles se caracterizan por ser capaces de almacenar porcentajes importantes de grasa en sus colas, que funciona como un reservorio para los tiempos de escasez de recursos. Asimismo, estos animales ingieren la piel resultante de las mudas, como una forma de reciclar los nutrientes que se encuentran en la misma.

Qué comen los geckos en cautiverio y en zoológicos

Los geckos son considerados, en general, animales poco agresivos, además, muchas especies tienen aspectos llamativos y muchos coloridos. Es por ello que estos animales son muy populares en zoológicos y como mascotas. Para mantener correctamente a estos reptiles en cautiverio es necesario conocer diversos aspectos de su historia de vida, como el tema que nos ocupa: qué comen los geckos.

Existen diversos estudios enfocados en conocer qué comen los geckos, especialmente algunas especies muy usadas en cautiverio como el gecko leopardo (Eublepharis macularius), el gecko pantera o Tokay (Gecko gecko), el lagarto rayado (Gonatodes vittatus), el gecko maravilla común (Teratoscincus scincus) y muchos otros. La mayoría de estas especies son insectívoras y prefieren alimentarse con presas vivas, por lo que al mantener un reptil en cautiverio, también es necesario contar con una cría adecuada de presas.

Algunas especies pueden alimentarse adicionalmente de frutas y variados vegetales, como el gecko diurno de Madagascar (Phelsuma madagascariensis) y el gecko crestado (Correlophus ciliatus). Estos animales son usualmente alimentados con una mezcla triturada de uvas, albaricoque y manzanas. Además, el alimento puede ser espolvoreado por preparados comerciales que proveen algunos elementos nutritivos necesarios para un desarrollo óptimo.

Por otro lado, el qué comen los geckos carnívoros y la cantidad de alimento que ingieren depende de algunas características como el tamaño. Los grillos suelen ser el ítem más común en la dieta de la mayoría de estos lagartos, debido a su facilidad de cría y mantenimiento. Las larvas de algunos coleópteros tenebriónidos (familia Tenebrionidae) son especialmente empleados en la dieta de los geckos leopardos y otras especies de tamaño mediano.

Los más pequeños suelen alimentarse con larvas de dípteros y algunas moscas como la mosca de la fruta (Drosophila), que también son insectos de fácil mantenimiento y reproducción. Entre los dípteros, las larvas de moscas soldado (Hermetia illucens) son unas de las que proveen más beneficios, pues estos insectos presentan nutrientes que son fácilmente digeribles, además de aportar una importante proporción de calcio a la dieta de estos animales.

Cuidados generales en la dieta de los geckos

Gran parte de las especies de geckos mantenidos en cautiverio tienen hábitos nocturnos, por lo que el alimento debe ser ofrecido durante la noche. De esta manera se garantiza que los animales se encuentren activos e interesados en la comida. Por otro lado, la edad y tamaño de estos reptiles tiene una gran influencia sobre qué comen los geckos. Los individuos juveniles exhiben una mayor frecuencia de alimentación, por lo cual se les debe ofrecer comida todos los días.

A medida que crecen, la frecuencia disminuye considerablemente y pueden comer cada dos días o incluso solo 2 a 3 veces por semana. Es importante retirar el alimento que no ha sido consumido para evitar que los insectos se escapen o la comida se pudra. Si no se muestran muy interesados por el alimento, este debe ser retirado para no estimular una sobrealimentación, que puede causar complicaciones por sobrepeso.

Cómo se alimentan los geckos

Además de saber qué comen los geckos, es importante comprender cómo se alimentan estos reptiles. La mayoría de animales del infraorden Gekkota se caracterizan por presentar hábitos oportunistas, de manera que su dieta puede variar de acuerdo a los recursos disponibles en una determinada temporada. Por otro lado, estos animales son depredadores que emplean el método “sit and wait”. Este consiste en quedarse muy quietos y pasar desapercibidos en su entorno hasta que una presa se encuentra lo suficientemente cerca para ser atrapada.

En especies como el gecko leopardo, la lengua juega un papel fundamental en la captura de presas y la digestión. Estos animales presentan una lengua alargada que puede dividirse en una región posterior y una anterior que culmina en un ápice ligeramente bifurcado. Asimismo, en la mayoría de los geckos la lengua es elástica y flexible y pueden ser proyectadas a gran velocidad para impactar con las presas y atraerlas rápidamente a la boca. En otros casos, estos reptiles capturan su alimento con sus mandíbulas, valiéndose de sus dientes para mantener aferrados a los insectos. De esta forma, las estructuras morfológicas de estos reptiles determinan qué comen los geckos y la forma en que estos se alimentan.

Importancia de una buena nutrición

Muchos aspectos de la historia de vida de los organismos en general, como el tamaño, éxito reproductivo, número de descendencia y su estado de salud, dependen en gran medida de su nutrición. La dependencia nutricional de la historia de vida de animales como los reptiles ha sido estudiada en variadas especies. En la mayoría de los casos, la madre produce puestas relativamente grandes pero infrecuentes, donde el tamaño de la puesta depende de la disponibilidad de recursos, así como del tamaño de la hembra.

Una de las estrategias, en una amplia gama taxonómica de reptiles, indica que las hembras producen descendencia de mayor tamaño en respuesta a la escasez de recursos. Una de las posibles explicaciones es que al generar crías más grandes, se les otorga una mayor ventaja para competir por los recursos limitados.

Por otro lado, muchos estudios, sobre qué comen los geckos, establecen que la alimentación tiene cierta influencia sobre sus estrategias y éxito reproductivo. A diferencia de la estrategia general que ha sido registrada en los reptiles, en los geckos se ha evidenciado que la falta de recursos nutricionales está relacionada con la producción de un menor tamaño de la descendencia. Asimismo, los animales que tienen acceso limitado a los recursos alimenticios, se reproducen de una manera menos frecuente que aquellos que se encuentran en condiciones de abundante alimento. Esto resulta especialmente importante para los criadores y aficionados de estos reptiles, que están interesados en reproducir y criar a estos animales.

Este tema cobra también interés: qué comen las ranas

Ficha descriptiva sobre la alimentación de los geckos

Referencias

  1. Abbate, F., Guerrera, M. C., Levanti, M., Laurà, R., Montalbano, G., Cavallaro, M., & Germanà, A. (2020). The tongue of Leopard Gecko (Eublepharis macularius): LM, SEM and confocal laser study. Anatomia, histologia, embryologia, 49(1), 51-59.
  2. Almeida-Gomes, M., Vrcibradic, D., Maia-Carneiro, T., & Rocha, C. F. D. (2012). Diet and endoparasites of the lizard Gymnodactylus darwinii (Gekkota, Phyllodactylidae) from an Atlantic Rainforest area in southeastern Brazil. Biotemas, 25(1), 203-206.
  3. Aowphol, A., Thirakhupt, K., Nabhitabhata, J., & Voris, H. K. (2006). Foraging ecology of the Tokay gecko, Gekko gecko in a residential area in Thailand. Amphibia-Reptilia, 27(4), 491-503.
  4. Boykin, K. L., Carter, R. T., Butler-Perez, K., Buck, C. Q., Peters, J. W., Rockwell, K. E., & Mitchell, M. A. (2020). Digestibility of black soldier fly larvae (Hermetia illucens) fed to leopard geckos (Eublepharis macularius). PloS one, 15(5), e0232496.
  5. Kubička, L., & Kratochvíl, L. (2009). First grow, then breed and finally get fat: Hierarchical allocation to life‐history traits in a lizard with invariant clutch size. Functional ecology, 23(3), 595-601.
  6. Murphy, J. B. (2015). Studies on Lizards and Tuataras in Zoos and Aquariums. Part I–Introduction, History, Families Iguanidae, Agamidae, Chamaeleonidae, and Infraorder Gekkota. Herpetological Review.
  7. Silva Palmeira, C. N., Goncalves, U., Dantas Sales, R. F., & Xavier Freire, E. M. (2021). Foraging behavior and diet composition of the gecko Phyllopezus periosus (Squamata: Phyllodactylidae) in the Brazilian semiarid Caatinga. Cuadernos de Herpetología, 35(2).
  8. Uetz, P., Freed, P, Aguilar, R. & Hošek, J. (eds.) (2021) The Reptile Database, http://www.reptile-database.org