Portada » Reino animal » Qué comen las ranas, adultas y renacuajos, anfibios muy voraces

Qué comen las ranas, adultas y renacuajos, anfibios muy voraces

Imagen seleccionada para el tema qué comen las ranas
Zdeněk Macháček/sp.depositphotos.com

Las ranas son vertebrados anfibios del orden Anura, es decir, que carecen de cola. Son especies carnívoras, las presas que comen las ranas son diversas, principalmente insectos, pero algunas pueden comer otras ranas, pequeñas lagartijas, e incluso roedores y aves pequeñas.

El orden Anura comprende las ranas y sapos, sin embargo estos últimos términos carecen de validez taxonómica y son utilizados indistintamente para unos y otros, aunque antiguamente el término rana era utilizado para referirse a anuros saltadores, de piel lisa y hábitos más acuáticos y/o arborícolas, mientras que el término sapo se usaba para anuros de piel rugosa, principalmente marchadores y de hábitos más terrestres.

Las ranas, al igual que los sapos, sufren durante su desarrollo una transformación que se conoce con el nombre de metamorfosis. La rana recién eclosionada del huevo asemeja a un pequeño pez, carece de patas y recibe el nombre de renacuajo, luego sufre varios cambios hasta transformarse en una pequeña rana. Los alimentos que comen las ranas van a variar dependiendo de la fase de desarrollo en la que se encuentren.

¿Qué comen los renacuajos?

El renacuajo de la rana se alimenta durante las primeras horas de vida de los nutrientes contenidos en el vitelo, aun no totalmente absorbido. Cuando se terminan las reservas de alimentos, el renacuajo debe comenzar a alimentarse. En esta etapa se alimentan de microalgas.

Algunos renacuajos desarrollan labios córneos y pequeños dientes que les permiten raspar las películas de algas que crecen sobre rocas, troncos y otros objetos sumergidos, y que constituyen el único alimento que comen las ranas en esta etapa del desarrollo; por otra parte, se sabe de renacuajos de otras especies que se alimentan por filtración.

A medida que avanza su desarrollo, los renacuajos sufren cambios graduales que incluyen la aparición primero de las patas posteriores y luego de las patas anteriores y pérdida de la cola.

Estos cambios requieren un mayor aporte de proteínas en la dieta, por lo cual los renacuajos incluyen en su alimentación microorganismos como rotíferos, amebas, microcrustáceos, hongos, y posteriormente incluyen también nematodos y larvas de otros organismos.

Una estrategia alimentaria interesante en renacuajos se observa en la rana dardo venenoso, una rana suramericana de la familia Dendrobatidae. La hembra deposita los huevos en una hoja, los cuales el macho se encarga de mantener hidratados transportando agua.

Cuando los renacuajos eclosionan, la hembra los carga en su espalda y los coloca entre hojas de bromélias contenedoras de agua (fitotelmatas) u otros contenedores, incluyendo basura, luego deposita los huevos que no llegaron a ser fertilizados, los cuales serán el alimento de sus renacuajos.

En la última etapa de su desarrollo, los renacuajos desarrollan sus patas delanteras y reabsorben su cola, no se alimentan por lo que dependen únicamente de la energía obtenida de la reabsorción de la cola.

¿Qué comen las ranas adultas?

Las ranas son carnívoras. El principal alimento que comen las ranas adultas son los insectos, sin embargo pueden alimentarse de otros organismos, incluyendo renacuajos y ranas de su misma u otra especie.

La rana común española es considerada una especie carnívora como el resto de las ranas, sin embargo esta especie incluye también en su dieta materia de origen vegetal, representada por algas filamentosas, semillas, e incluso hojas y trozos de ramas. Las presas de origen animal que comen las ranas comunes españolas están representadas por insectos, los cuales conforman cerca del 90% de su dieta.

El principal alimento que comen las ranas dardo venenoso son hormigas de la subfamilia Formicinae y ácaros del orden Orbitidae. Estas presas contienen toxinas alcaloides, entre ellas las denominadas pumiliotoxinas, las cuales emplean como defensa contra posibles depredadores y para atacar a sus presas. Las ranas secuestran estas toxinas y las secretan por la piel. Cuando las ranas son ingeridas por depredadores, estos sufren convulsiones, parálisis y muerte.

Las ranas toros son la especie de rana más grande de Norteamérica, de donde es originaria, esta especie es muy agresiva y es un depredador que caza a sus presas mediante el acecho. Entre los animales que comen las ranas toros se encuentran serpientes, peces, aves, crustáceos, insectos, lombrices, pequeños roedores, murciélagos, e incluso renacuajos y otras ranas.

La rana toro está considerada como una de las 100 especies invasoras más perjudiciales, en las zonas que este organismo ha logrado colonizar se ha convertido en la principal amenaza para la supervivencia de varias especies, en especial, otras especies de ranas que se encuentran en peligro de extinción.

Otra estrategia interesante que se presentaba en las ranas, se observaba en la rana incubadora gástrica, originaria de Australia y actualmente extinta. La hembra de esta especie era capaz de desconectar sus enzimas digestivas para incubar sus huevos en el interior de su cavidad estomacal. Las crías eran expulsadas por la boca en forma de pequeñas ranitas.

La lengua juega un papel fundamental en la alimentación de las ranas, este órgano, al igual que ocurre en los camaleones, es de una constitución viscoelástica y puede ser proyectada a gran velocidad sobre las presas que comen las ranas. Cuando la lengua golpea a la presa, se deforma y la rodea completamente, además la impregna con la saliva, que es un fluido no newtoniano capaz adherir al insecto durante el impacto, impidiendo la fuga del mismo.

Sistema digestivo de las ranas

El sistema digestivo de las ranas se inicia en una boca de gran tamaño, con una lengua que puede ser proyectada para atrapar a las presas de las cuales se alimentan las ranas, ayudadas como ya fue mencionado anteriormente por la saliva de estos animales.

Cuando el animal retrae la lengua, se eleva el suelo de la boca y además cierra los ojos, empujando los globos oculares hacia abajo, lo cual ayuda a empujar al alimento hacia la faringe.

El tracto digestivo es relativamente corto y comprende faringe; esófago; estómago, en el cual se observan una región cardíaca, una media y una pilórica; intestino delgado, el cual es la porción más larga y delgada del tracto digestivo; un intestino grueso corto y muy expandible y una cloaca que recibe también los productos del sistema urogenital. Adicionalmente cuenta con un páncreas y un hígado que coadyuvan en la digestión de las presas que comen las ranas.

Referencias

B.S.L. Valverde, L.Z. Fanali, L. Franco-Belushi & C. de Oliveira (2019). Comparative morphology of the digestive tract of two Neotropical tree frogs (genus Boana). Zoologischer Anzeiger, 281: 44-52. Disponible online en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0044523119300531

J.A. Hodar, I. Ruíz & I. Camacho (1990). La alimentación de la rana común (Rana perezi, Seoane, 1885) en el sureste de la Península Ibérica. Miscellania Zoologica, 14: 145-153. Disponible online en: https://www.raco.cat/index.php/Mzoologica/article/download/90578/169049

L. Mendoza, R. Lara & R. Castro (2008). Dieta de Lithobates zweifeli Hillis, Frost y Webb 1984 (Anura: Ranidae) en un río estacional del centro de México. Acta Zoológica Mexicana (nueva serie), 24(1): 169-197. Disponible online en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0065-17372008000100009

H. Avila-Villegas, L.P. Rodríguez-Olmos & L.F. Lozano-Román (2007). Rana toro (Lithobates catesbeianus): anfibio introducido en Aguascalientes, México. Boletín de la Sociedad Herpetológica Mexicana 15(1): 15-17. Disponible online en: https://www.yumpu.com/es/document/read/16507475/rana-toro-lithobates-catesbeianus-anfibio-