Portada » Reino animal » ¿Qué comen las ardillas? Recolección y dieta

¿Qué comen las ardillas? Recolección y dieta

Qué comen las ardillas

Las ardillas son un grupo de mamíferos pertenecientes al orden rodentia, específicamente a la familia Sciuridae. En los siguientes párrafos estudiaremos qué comen las ardillas, unos pequeños mamíferos muy conocidos por el hombre.

Estos animales se caracterizan porque tienen un cuerpo pequeño y una gran cola peluda. Habitan en las ramas de grande árboles y suelen desplazarse de una a otro a través de largos saltos. Algunas de ellas son capaces de abarcar grandes distancias, gracias a que pueden planear en el aire con ayuda de una membrana que se encuentra entre sus patas.

Las ardillas son muy conocidas porque recolectan y almacenan alimentos en sus guaridas. Su alimentación se basa principalmente en componentes vegetales, aunque también pueden comer carne. A continuación se explica en detalle qué comen las ardillas.

Características de la alimentación de las ardillas

Antes de proceder a estudiar específicamente qué comen las ardillas, es importante puntualizar las características generales del proceso de alimentación de estos roedores.

Son omnívoras

La mayoría de las personas creen que las ardillas son organismos herbívoros, es decir, que se alimentan solo de plantas. Sin embargo, los especialistas que han realizado investigaciones acerca de qué comen las ardillas, han establecido que también se pueden alimentar de pequeños mamíferos e invertebrados como insectos y gusanos. Además también se pueden alimentar de huevos de aves o reptiles.

Recolectan el alimento de día

En la mayoría de las especies de ardillas, los hábitos alimenticios son diurnos, es decir, buscan sus alimentos de día, para evitar conseguirse con algún depredador. Sin embargo, las llamadas ardillas voladoras no cumplen con este patrón, ya que estas suelen buscar su alimento en horas de la noche. Esto es posible gracias a que su sentido de la vista es bastante agudo.

Se adaptan a la escasez de alimento

Al hacer una investigación profunda acerca de qué comen las ardillas, resulta sorprendente que estos son animales que en muy raras ocasiones pueden ver su vida en peligro por falta de alimento. Esto se debe a que pueden adaptar su dieta cuando hay escasez. Si ocurre esto, suelen alimentarse de semillas e incluso de corteza de los árboles. Además, es bien conocida su costumbre de comer todo lo que puedan para almacenar energía para momentos de escasez.

Son acaparadoras

Muchas especies de ardillas son conocidas como “acaparadoras” de alimentos. Esto se explica porque ellas suelen recolectar semillas y otros tipos de alimentos para almacenarlos en su madriguera o para enterrarlos en espera de consumirlos cuando ya no haya más disponibilidad.

Como dato curioso, vale decir que esta costumbre es importante en la ecología de los bosques, ya que muchas de las semillas que son enterradas por las ardillas quedan allí olvidadas y germinan para dar lugar a nuevos árboles.

El agua es un elemento importante

Tal como ocurre en la alimentación de todos los seres vivos, en la de las ardillas, el agua es un elemento crucial, ya que les proporciona la hidratación que requieren para toda la actividad física que usualmente tienen. Las ardillas suelen ubicarse en sitios cercanos a cuerpos de agua fresca como arroyos para satisfacer esta necesidad.

Ciertos alimentos son nocivos para ellas

En lo que respecta a qué comen las ardillas, es importante tener en cuenta que hay alimentos que no pueden consumir bajo ningún precepto porque pueden resultar tóxicos para ellas o bien afectar al delicado equilibrio corporal, ocasionándole daños que, eventualmente, pueden conllevar la muerte.

¿Qué comen las ardillas? Dieta

Para determinar qué comen las ardillas, es importante hacer la distinción entre la alimentación de las ardillas recién nacidas y la de las ardillas maduras. En este sentido, vale destacar que las ardillas se alimentan, durante las primeras 8 semanas de leche materna exclusivamente. Una vez que las ardillas maduran y desarrollan las características morfológicas que le van a permitir alimentarse por sí mismas, como por ejemplo los dientes, comienzan con la búsqueda y recolección de su propio alimento.

Ahora bien, como ya se ha mencionado, la dieta de las ardillas es omnívora. Sin embargo, los alimentos que consume en mayor cantidad son aquellos que tienen un origen vegetal.

Entre los alimentos predilectos de las ardillas se encuentran las semillas como por ejemplo piñones y piñas, propios de las coníferas. Así mismo, también son asiduas consumidoras de frutos secos como nueces y bellotas.

Igualmente, en la dieta de las ardillas se incluyen, aunque en menor proporción, flores, brotes y hongos. El consumo de frutas es poco común. Sin embargo, si escasean sus alimentos habituales, pueden consumirlas.

Así mismo, las ardillas pueden alimentarse de algún insecto que tengan a su alcance, principalmente aquellos que se encuentran en la corteza de los árboles. También pueden escarbar en el suelo y alimentarse de lombrices o gusanos presentes allí. Si se consigue con un nido, ya sea de ave o reptil, puede tomar los huevos para alimentarse también.

Es importante destacar que los alimentos de origen animal le proporcionan un gran porcentaje de la energía que requieren para su actividad diaria.

¿Qué alimentos son tóxicos para las ardillas?

Existen ciertos alimentos que pueden resultar tóxicos o nocivos para las ardillas, debido a sus elementos constituyentes. Entre estos alimentos, se pueden mencionar las almendras amargas. Estas son altamente tóxicas porque contienen un porcentaje de cianuro que puede resultar letal, así sea en pequeñas cantidades. La planta de tomate también resulta tóxica, no así el fruto de esta.

Los alimentos ricos en azúcares y sal también son dañinos para las ardillas, ya que ocasionan una pérdida del balance orgánico, generando alteraciones como la elevación exagerada del pulso cardíaco y de la presión arterial, predisponiéndola a una muerte prematura.

Digestión de las ardillas

Ya una vez que se conoce qué comen las ardillas, es igual de importante conocer y comprender el proceso mediante el cual se procesan los alimentos que estas ingieren.

El proceso digestivo se inicia con la ingestión del alimento. Cuando se alimenta de nueces, bellotas y otros frutos con cáscaras, las ardillas las toman con sus extremidades delanteras y las roen con ayuda de sus incisivos, los cuales están diseñados para tal fin.

En la cavidad bucal, el alimento es sometido a la acción de las enzimas digestivas contenidas en la saliva, las cuales comienzan la degradación de moléculas complejas a moléculas más sencillas y asimilables. Vale destacar que las ardillas, al igual que otros roedores cuentan con unas estructuras en la cavidad bucal conocidas como abazones. Estas le sirven para almacenar el alimento y poder trasladarlo sin digerirlo.

Luego de la masticación, el alimento pasa a través del esófago hacia el estómago, en donde actúan los jugos gástricos que también contienen enzimas digestivas. El bolo alimenticio pasa luego al intestino delgado en donde culmina la digestión con ayuda de las secreciones provenientes del páncreas y del hígado. En el intestino delgado también ocurre la absorción de los nutrientes, es decir, el paso de estos hacia la sangre. Es importante mencionar que en el intestino grueso de estos animales, específicamente en el ciego, hay algunas bacterias que ayudan en la degradación y digestión de la celulosa, componente principal de la pared celular de las células vegetales.

Finalmente, a nivel del intestino grueso se reabsorbe el agua, formándose así las heces, las cuales se expulsan a través del ano.

La alimentación de las ardillas constituye un proceso muy interesante, que vale la pena estudiar y conocer, en especial porque son animales que las personas suelen adoptar como mascotas.

Te sugiero este tema relacionado con: La alimentación de los seres vivos

Referencias

  1. Best, T. (1995)
  2. Curtis, H., Barnes, S., Schneck, A.y Massarini, A. (2008)
  3. Meza, M., y Hilje, L. (2006)
  4. Proyecto Sierra de Baza (2004)
  5. Reid, F. (1997)