Portada » Reino animal » Dieta de los murciélagos ¿qué comen los grupos de quirópteros?

Dieta de los murciélagos ¿qué comen los grupos de quirópteros?

Dieta de los murciélagos
Luis Pérez/CC BY 2.0

Muchos mamíferos como las ardillas o los lémures son capaces de planear y realizar piruetas en las copas de los árboles, pero son solo los murciélagos , Orden Chiroptera, los únicos mamíferos capaces de volar realmente. Los quirópteros son animales nocturnos y crepusculares, lo que les permite aprovechar el nicho ecológico que la mayoría de las aves han dejado ausentes, ya que estas son de hábitos diurnos, con picos de actividades durante el amanecer o al atardecer. Gracias a ello, los murciélagos presentan una gran radiación ecológica y evolutiva, que les ha permitido ocupar prácticamente todos los niveles tróficos y desarrollar diferentes estrategias de alimentación. La dieta de los murciélagos incluye frutas, néctar, artrópodos, peces, sangre y otros vertebrados.

El orden Chiroptera se considera el segundo orden de mayor tamaño en la Clase Mammalia, siendo superados por el Orden Rodentia. Se divide en dos subórdenes: Megaquiróteros (murciélagos del viejo mundo) y los Microquiróteros y cuenta con aproximadamente unas 1000 especies. Presentan adaptaciones morfológicas, fisiológicas y ecológicas para el vuelo, y su evolución se relaciona tanto con la capacidad para el vuelo como su sentido de ecolocación. Las alas son modificaciones de las extremidades superiores, donde los dedos del segundo al quinto se encuentran enormemente alargados y que sirven como estructura de sostén para una membrana tegumentaria que sirve para el vuelo. El pulgar es corto y está provisto de una uña.

Este grupo de mamíferos representan un componente importante en los ecosistemas, lo cual se expresa en su alta riqueza de especies, sus interacciones con plantas y su relación con otros animales, tanto presas como depredadores; así como la diversidad de hábitats y nichos tróficos que ocupan. La dieta de los murciélagos constituye una de las características más resaltante en el estudio de este grupo, ya que permite tipificar y describir a las distintas especies, y diferenciarlas por medio de gremios tróficos.

A continuación, abordaremos los distintos gremios de murciélago según su tipo de alimentación:

Dieta de los murciélagos: Gremios tróficos

Según Root (1967), “los gremios se definen como agrupaciones ecológicas de organismo que explotan recursos únicos o similares de manera similar”; aunque en la actualidad, la definición más aceptada describe a los gremios como grupos de especies que comparten uno o una serie de recursos importantes. En el estudio de la dieta de los murciélagos hablamos de gremios tróficos; los cuales, nos permite categorizar las especies de murciélago dependiendo de su estrategia y tipo de alimentación.

Los gremios nos permiten estudiar cómo es la competencia entre diferentes especies o individuos de la misma especie, así como la repartición eficaz de recursos alimenticios. Podemos identificar la siguiente dieta de los murciélagos: frugívoros, nectarívoros, insectívoros, carnívoros, piscívoros, hematófagos y omnívoro.

Murciélagos frugívoros

Los murciélagos frugívoros presentan dietas basadas principalmente en frutos y semillas, que algunas especies pueden complementar con hojas, polen e invertebrados, dependiendo de la disponibilidad de recursos en su hábitat. En la naturaleza podemos diferenciar a los murciélagos frugívoros en: sedentarios y no sedentarios o nómadas.

Dieta de los murciélagos frugívoros sedentarios: presentan una estrategia de forrajeo de géneros de plantas como Piper, Solanum, Cecropia y algunas zingiberáceas. Estás especies de plantas tienden a producir pocos frutos durante una larga escala de tiempo, lo que permite a los murciélagos establecer refugios permanentes cerca de las fuentes de alimento.

Dieta de los murciélagos frugívoros nómadas: se alimentan de plantas cuyas estrategias es producir muchos frutos por escalas cortas de tiempo como es el caso de Ficus. Algunas especies de la subfamilia Sternodermatidae (a excepción del género Sturnira) se alimentan de este tipo de planta, lo que implica que los quirópteros deben recorrer grandes distancias para poder acceder a su alimento.

Los murciélagos frugívoros tienen un papel importante en los procesos de sucesiones biológicas. En selvas tropicales se ha encontrado que son capaces de dispersar en promedio hasta nueve semillas por metro cuadrado dependiendo la época del año, siendo estas semillas principalmente de especies vegetales pioneras. Las semillas que dispersan pueden tener diferentes tamaños y las estrategias para su dispersión pueden ser diversas, desde que se caigan directamente de sus bocas mientras se alimentan de los frutos o por medio de las heces tras haber sido dirigidas, incluso durante el vuelo.

En el Neotrópico, el gremio de los murciélagos frugívoros se encuentra representado principalmente por la familia Phyllostomidae, quienes se caracterizan por tener un apéndice nasal en forma de hoja, aunque estos también pueden complementar sus dietas con artrópodos y vertebrados; pero comprenden uno de los grupos dispersores de semillas más importantes. Se pueden alimentar. de ejemplares de piperácea, solanácea, urticácea y melastomatácea, por nombrar algunos ejemplos. En ecosistemas montanos y no montanos, se ha encontrado asociaciones entre la subfamilia Corallinae con especies de piperácea, igualmente, especies de murciélagos de la tribu Stuenirini con algunas solanácea. Los megaquirópteros son frugívoros, aunque pueden alimentarse de semillas y néctar, en ocasiones pueden llegar a complementar su dieta con carroña.

Dieta de los murciélagos nectarívoros

La dieta de los murciélagos nectarívoros recuerda a la de los colibríes, presentan adaptaciones morfo-fisiológicas especializadas que le permiten acceder a los recursos florales. Dado que las flores son órganos temporales en las plantas, estos quirópteros necesitan migrar y desplazarse en busca de flores para su alimentación, algunas especies presentan estrategias de alimentación omnívora para poder complementar su dieta o acceder a los nutrientes necesarios. Los nectarívoros juegan un rol importante en la polinización y reproducción de las plantas de las cuales se alimentan, así que podemos entender este tipo de interacciones como mutualistas.

Podemos identificar murciélagos nectarívoros en las subfamilias Stenodermatinae y Lonchophyllinae, pertenecientes a las regiones subtropicales y tropicales. Algunas especies, como Glossophaga soricina se considera nectarívoros oportunistas, con la capacidad de alimentarse de plantas que pueden presentar o no adaptaciones quiropterofilia —síndromes de polinización, que incluyen distintas adaptaciones de las plantas para atraer a murciélagos polinizadores—. Mientras que especies como Anoura geoffroyi, presentan una estrategia más específica, alimentándose y transportando polen de plantas con quiropterofilia. Se ha documentado a la especie A. geoffroyi como polinizador de al menos 13 familias de plantas, todas con síndrome de quiropterofilia.

Murciélagos insectívoros

Este tipo de dieta de los murciélagos de hábitos insectívoro se considera una estrategia ancestral, siendo la forma de alimentación más recurrente de este orden. Aproximadamente, un 75% de todas las especies de quirópteros presentan una estrategia alimenticia exclusivamente insectívora o de forma complementaria. Se alimentan principalmente de dípteros, coleópteros, homópteros, hemípteros, tricópteros e incluso de arácnidos y miriápodos. Son ampliamente generalistas, pueden llegar a consumir 1,5 veces su peso en insectos cada noche.

Los insectívoros juegan un rol importante en el control de poblaciones de insectos y otros artrópodos, se ha estimado que un grupo de 400.000 a 800.00 murciélagos mormópidos (familia Mormoopidae) en México, podrían alimentarse de 1.902 a 3.805 kg de insecto por noche. Se consideran especies biocontroladoras, apreciadas como controles naturales de plagas en la agroecología.

La mayoría de los quirópteros insectívoros hacen uso de la ecolocación para poder determinar en dónde se encuentra su presa y presentan dos tipos de estrategia de depredación: un forrajeo aéreo, muy parecido al de las aves insectívoras, y la caza de insectos que se encuentran en el follaje o en el suelo.

Murciélagos carnívoros y piscívoros

Los murciélagos que usan este tipo de estrategia para alimentarse son de mayor tamaño, lo cual, les permite cazar y consumir diferentes tipos de vertebrados como peces, reptiles, mamíferos, aves e incluso algunos insectos. Muchos son capaces de alimentarse de pequeños vertebrados o de carroña para complementar sus dietas; sin embargo, son pocas aquellas especies que sean completamente carnívoras.

Los representantes de la familia Noctilionidae se encuentra asociada a sistemas acuáticos, se caracterizan por poder cazar peces y pequeños invertebrados acuáticos (como insectos y crustáceos) haciendo uso de la emisión de frecuencias moduladas y constantes, cuentan con garras muy desarrolladas y una membrana para transportar el alimento conocida como uropatagio. Esta familia cuenta con un único género (Noctilio) y dos especies: N. leporinus y N. albiventris.

Murciélagos hematófagos (vampiros)

Suelen habitar cuevas moderadamente iluminadas, grietas angostas o profundas o agujeros en los árboles, en colonias relativamente pequeñas en comparación con otras especies de murciélagos, pertenecen a la subfamilia Desmodontinae (Familia Phyllostomidae). La dieta de los murciélagos hematófagos presenta una estrategia alimenticia altamente especializada, con adaptaciones especiales para poder consumir la sangre.

Cuando oscurece, los quirópteros hematófagos salen en busca de sus presas, mayormente mamíferas grandes, aunque hay una especie capaz de alimentarse de sangre (Diaemus youngi). Al encontrar una presa suelen morderla y lamer su sangre, su saliva cuenta con anticoagulantes para evitar que el flujo de sangre se detenga. En la dieta de los murciélagos vampiros, a diferencia de lo que cree el imaginario popular, no se necesita de mucha sangre, aproximadamente unos 20 mililitros de dicho fluido; el verdadero peligro de estos animales recae en su capacidad de transmitir enfermedades como virus o parásitos.

Dieta de los murciélagos omnívoros

La dieta de los murciélagos omnívoros involucra distintos tipos de alimentos como frutas, hojas, semillas, polen, artrópodos y vertebrados. Son generalistas y oportunistas, y dependiendo de la especie y la limitación de los recursos, los murciélagos pueden ser más o menos omnívoros.

Bibliografía

  • Arias, E. et al. 2009.
  • Estrada, P. et al. 2010.
  • Hickman, C. et al. 2010.
  • Novoa, S. et al. 2011.
  • Oria, F. et al. 2007.