Portada » Reino animal » Alimentación del oso panda, requerimientos nutricionales

Alimentación del oso panda, requerimientos nutricionales

Alimentación del oso panda

El oso panda (Ailuropoda melanoleuca) es un mamífero que pertenece a la clase mammalia y dentro de esta al orden Canivora y la familia Ursidae. En este artículo estudiamos la alimentación del oso panda así como realiza el tránsito digestivo.

Son animales de gran tamaño, que puede alcanzar un peso aproximado de hasta 130 Kg, además de medir casi 2 metros de altura. En lo que respecta a su apariencia física, al igual que todos los mamíferos, el oso panda tiene el cuerpo cubierto totalmente de pelo, de color blanco y negro. Sus extremidades están cubiertas de pelaje negro, en tanto que su abdomen y tórax están cubiertos de pelaje blanco.

Uno de los elementos característicos de la apariencia del oso panda es el halo de pelaje negro que hay alrededor de sus ojos.

Así mismo, sus cuatro extremidades son bastante fuertes y resistentes, lo cual le permite trepar y escalar, muy especialmente a los árboles de bambú que constituyen su principal fuente de alimento.

El oso panda, a diferencia del resto de los osos, no atraviesa durante el año un período de hibernación. Así mismo, tiene la capacidad de comer sentado, ayudándose con un sexto dedo que tiene en sus extremidades anteriores.

Requerimientos nutricionales del oso panda

Como ya se ha mencionado, el oso panda es un animal de gran tamaño, superando fácilmente los 110 Kg de peso. Debido a esto, sus requerimientos nutricionales son significativos para poder mantener a un animal de tal envergadura.

En este sentido, para que la alimentación del oso panda cumpla con su propósito de forma exitosa, es necesaria una gran cantidad de alimento. Lo especialistas estiman que deben ingerir diariamente unos 18 a 20 kilogramos de alimento. A pesar de esto, se ha registrado que los osos panda de mayor tamaño pueden llegar a ingerir hasta 40 Kg diariamente.

Aquí es importante tener en cuenta que el sistema digestivo del oso panda no es adecuado para una alimentación herbívora, sino que es el sistema digestivo de un animal carnívoro. Debido a esto, no es capaz de aprovechar todas las proteínas y nutrientes que se encuentran en el bambú, que es el componente principal de su dieta.

Tomando en cuenta esto, en preciso destacar que en la alimentación del oso panda, este debe ingerir grandes cantidades de alimento para poder suplir sus necesidades, ya que termina excretando en forma de heces un gran porcentaje de este. Los osos pandas desechan un promedio de 20 Kilogramos de lo que comen como heces.

Dieta del oso panda

La alimentación del oso panda es omnívora, aunque el elemento principal de la dieta es la planta de bambú. La disponibilidad de esta planta en su hábitat es suficiente, ya que este animal se ubica precisamente en áreas montañosas de China que tienen como vegetación predominante varias especies de bambú.

Sin embargo, el bambú no es muy rico en proteínas, por lo que solo le proporciona a los pandas apenas los nutrientes necesarios para poder sobrevivir. En su hábitat hay muchas especies de bambú, pero los pandas se alimentan principalmente de dos: el llamado bambú madera (Fargesia robusta) y el bambú flecha (Gelidocalamus fangianus).

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por especialistas sobre la alimentación del oso panda, este consume ambas especies de bambú en épocas distintas del año. Durante la primavera se alimentan del bambú madera, el cual, conforme va madurando, comienza a perder los pocos nutrientes que tiene. En el verano, los pandas pasan a alimentarse del bambú flecha.

Es importante destacar que este patrón de alimentación del oso panda implica un desplazamiento en estos animales, ya que ambas especies de bambú crecen en alturas diferentes. El bambú madera se encuentra a 1800 – 2700 msnm, en tanto que el bambú flecha crece a 2400 – 3600 msnm.

Ahora bien, en la alimentación del oso panda, el bambú no es suficiente para satisfacer todas las necesidades nutricionales, este incluye otros alimentos en su dieta. Entre estos se pueden mencionar algunos animales de pequeño tamaño como por ejemplo roedores, insectos, huevos e incluso algunas aves.

Mecanismo de alimentación del oso panda

Debido a los elevados requerimientos nutricionales del oso panda, este pasa gran parte del día comiendo. De acuerdo a los especialistas que se han dedicado a estudiar sus hábitos, estos emplean unas 14 horas al día en comer.

Uno de los elementos característicos del oso panda es que este puede comer sentado tranquilamente. En sus extremidades anteriores presenta un dedo extra, el cual le permite asir fuertemente al bambú, así como también aferrar a sus eventuales presas.

Al alimentarse, el oso panda se sienta con las piernas estiradas y mientras sostiene el bambú, procede a mascarlo. Como es bien sabido, la corteza de esta planta es bastante gruesa. Sin embargo, esto no reviste gran dificultad para el oso panda, ya que cuenta con una dentadura muy fuerte y resistente, así como también con una mandíbula que tiene una mordedura bastante potente. Gracias a esto, el animal es capaz de quebrar la corteza y acceder a la pulpa que es donde residen los pocos nutrientes que tiene.

Ahora bien, una vez ingiere el alimento, la digestión de este se inicia en la cavidad bucal con las enzimas digestivas que están presentes en la saliva. Posteriormente, el bolo alimenticio es deglutido y pasa, a través del esófago, hacia el estómago.

En el estómago continúa el proceso de digestión con ayuda del ácido clorhídrico y otras enzimas que tienen como función fragmentar o desintegrar las proteínas y carbohidratos. Una vez culminada la digestión estomacal, el alimento continúa hacia el intestino delgado, en donde, en sus inicios, ocurre la digestión de las grasas. En el intestino delgado también ocurre la absorción de nutrientes, aunque esta es ineficiente cuando el alimento ingerido es el bambú. Esto se debe a que el tracto intestinal del oso panda no es apto para procesar los compuestos presentes en las plantas, como por ejemplo la celulosa.

Los animales que son netamente herbívoros tienen en su intestino unas bacterias que le ayudan a degradar la celulosa para que el animal pueda absorber la mayor cantidad de nutrientes. El panda carece de esa flora bacteriana porque su sistema digestivo es el de un animal carnívoro.

Luego de que se absorben los nutrientes, el alimento pasa al intestino grueso, que es donde se absorbe el agua y finalmente se forman las heces. Como ya se ha mencionado anteriormente, la cantidad de heces que se produce a partir de la alimentación del oso panda fácilmente puede exceder los 18 kilogramos, ya que están conformadas por todos los nutrientes que el organismo del oso panda no pudo absorber y aprovechar.

En el caso de otros alimentos más ricos en proteínas como por ejemplo algún animal, el procesamiento y la absorción son mucho más eficientes.

Referencias

  • Curtis, H., Barnes, S., Schneck, A. y Massarini, A. (2008).
  • National Geographic (2010)
  • Olascoaga, A. (2011)
  • Swaisgood, R., Wang, D. & Wei, F. (2016)