Portada » Información general » Animales omnívoros, alimentación, características y ejemplos

Animales omnívoros, alimentación, características y ejemplos

Animales omnívoros
Zdeněk Macháček/sp.depositphotos.com

Los animales omnívoros incluyen a todos lo que tienen una dieta alimenticia amplia, en la cual incluyen tanto materia de origen vegetal como de origen animal. Aunque los omnívoros pueden consumir más de un nivel trófico en sus dietas y se consideran generalistas, existen variantes en cuanto a la preferencia en su dieta. De esta forma, existen animales omnívoros que muestran cierta preferencia por algunas presas o, en caso contrario, por algunas especies vegetales.

Existen también algunos animales que pueden ser omnívoros ocasionales en una determinada etapa de su vida. Las iguanas, por ejemplo, se consideran omnívoras en su etapa juvenil, pues pueden alimentarse indiferentemente de artrópodos, como insectos, además de otros ítems de origen vegetal, pero una vez que se desarrollan hasta la etapa reproductiva, se vuelven estrictamente herbívoras. Por otro lado, existen animales con una dieta especializada herbívora o carnívora, que en determinadas ocasiones pueden consumir otro tipo de alimentación, aunque estas se consideran situaciones aisladas, por lo cual son considerados como omnívoros.

Existen omnívoros en diversos grupos animales de invertebrados y en vertebrados como aves, reptiles y mamíferos. Los omnívoros que pertenecen a un mismo grupo animal, como los mamíferos, comparten ciertas características asociadas al tipo de alimentación que poseen como la dentición y la fisiología de su sistema digestivo. Dichas características son producto de adaptaciones fisiológicas y de comportamiento que han permitido a los animales, con este tipo de alimentación, sobrevivir y colonizar una gran diversidad de ambientes y condiciones.

La omnivoría genera diversos efectos sobre las dinámicas poblacionales en la naturaleza. Entre los animales omnívoros encontramos consumidores superiores e intermedios, que comparten una fuente común de alimento. Esto permite que se generen complejas interacciones poblacionales entre diferentes especies de omnívoros como depredación, cascadas tróficas, competencia por recursos y mutualismo. La omnivoría puede ser poco o muy común es distintas comunidades animales. En los ecosistemas acuáticos se han evidenciado numerosos casos de animales omnívoros, mientras que en otros ecosistemas, como las sabanas africanas, la omnivoría parece ser un tipo de alimentación poco común entre los animales de dichas comunidades.

Características del gurpo

Los animales omnívoros de un grupo particular (aves, mamíferos, etc.), comparten características morfológicas y fisiológicas que han desarrollado para poder adaptarse a este tipo de alimentación. Estas características comunes son denominadas “características homólogas”, ya que han evolucionado de forma independiente para cumplir con un fin común.

En los vertebrados omnívoros, el estómago se trata de un tubo muscular que presenta una forma de U y posee una capa de tejido epitelial con gran contenido de glándulas. Dichas glándulas producen enzimas digestivas proteolíticas y sustancias ácidas que permiten detener la actividad bacteriana durante la fermentación del alimento o incluso matar presas que llegan vivas hasta el estómago. Estos animales omnívoros poseen también un esfínter cardíaco que evita que la comida sea devuelta al esófago luego de pasar hasta el estómago.

La dentición de los mamíferos omnívoros comparte ciertas características. En estos animales, los molares y premolares tienen cúspides que forman picos redondeados. Este tipo de dientes se denominan bunodontes. A su vez, los diversos tipos de dientes (incisivos, caninos, premolares y molares) se encuentran bien diferenciados y presentan, en general, coronas bajas.

Las aves omnívoras presentan ciegos de gran tamaño, que les permite ampliar el volumen disponible para llevar a cabo la fermentación de materia vegetal, como por ejemplo, la celulosa.

Ejemplos de animales omnívoros

Cuando se habla de animales omnívoros, es común pensar en vertebrados como cerdos, seres humanos, roedores y algunas aves, pero en el reino animal, la omnivoría se encuentra en casi todos los grupos animales.

Entre los invertebrados, aunque no es muy común, se encuentran algunos como camarones, estrellas de mar y algunos cangrejos de agua dulce como Orconectes virilis, que son capaces de alimentarse de otros pequeños artrópodos, de algas y pequeñas especies de plantas. Varias especies de hormigas muestran también omnivoría. Algunas son capaces de cazar presas mucho más grandes que ellas, aunque la mayoría son oportunistas y se alimentan de otros animales que encuentran muertos. Además, pueden consumir diversas partes de plantas como hojas, tallos y semillas. Otros insectos como cucarachas y algunos coleópteros son omnívoros y tienen la característica común de poseer un fuerte aparato bucal de tipo masticador.

Los vertebrados albergan muchas más especies de animales omnívoros conocidos. Entre ellos se encuentran especies de peces como Lepomis gibbosus (perca sol), Rutilus rutilus (rutilo), Leuciscus idus (cacho o cachuelo) y algunas pirañas.

Entre los reptiles encontramos a las iguanas (Iguana iguana), algunas tortugas como las galápagos cuellicorto (Emydura krefftii) y la tortuga morrocoy (Chelonoidis carbonaria). Estas tortugas suelen alimentarse de frutos y setas de arbustos y de animales muertos que puedan encontrarse.

Las aves y los mamíferos son los grupos con más omnívoros conocidos. Entre las aves encontramos ejemplos muy comunes como las gallinas (Gallus gallus domesticus) y otras aves de corral como patos y pavos. Algunos pinzones y cuervos son también omnívoros oportunistas.

En la clase Mammalia existe una gran variedad de animales omnívoros, como algunas especies de murciélagos de la familia Phyllostomidae, que se alimentan mayormente de frutas e insectos; también marsupiales como el faro o zarigüeya común (Didelphis marsupialis) que son depredadores de insectos y pequeños mamíferos y además consumen frutas caídas y semillas. Muchos roedores como las ratas, ratones y hámster exhiben omnivoría y se caracterizan por ser generalistas y oportunistas.

Algunos grandes primates como los gorilas, chimpancés y la especie humana, se consideran animales omnívoros, pues su dieta incluye alimentos de origen vegetal y animal. En los humanos existen excepciones de personas que eligen llevar una dieta netamente vegetariana o vegana, donde eliminan cualquier ítem alimenticio de origen animal.

Alimentación de animales omnívoros

Aunque los animales omnívoros consumen dos o más niveles tróficos (recursos vegetales y animales) y se consideran generalistas, existen diversas formas de omnivoría. Además se asocian al oportunismo, es decir, que son capaces de alimentarse del recurso que se encuentre con mayor disponibilidad y de más rápido acceso.

Algunos animales se alimentan, por ejemplo, de clases generales de presas como artrópodos, bentos o plancton. En estos casos, los animales escogen sus ítems alimentarios de acuerdo a su tamaño y no al nivel trófico que estos posean (detritívoros, carnívoros o herbívoros). Un ejemplo de esta forma de omnivoría son los vertebrados que se alimentan de invertebrados, sin discriminar entre carnívoros, detritívoros, herbívoros u omnívoros.

Por otro lado, existen animales que muestran cierto grado de selectividad sobre algún determinado ítem dentro de los niveles tróficos consumidos. Las ratas negras de las islas Galápagos (Rattus rattus) son animales omnívoros con un amplio rango de alimentos que incluyen semillas, frutos, raíces, hongos, invertebrados y algunos vertebrados. A pesar de esto, estas ratas has mostrado selectividad por ciertas clases de alimento e incluso por partes específicas de una clase de alimento. De esta manera, las ratas negras muestran preferencias por ciertas partes de las plantas consumidas, como las semillas, frutos y raíces de especies vegetales arbustivas como Mentzelia aspera, Physalis sp., Croton scouleri, entre otros.

En algunos vertebrados omnívoros como los cerdos y los seres humanos, al igual que la mayoría de carnívoros, existe una preferencia en la selección de recursos alimenticios de origen animal. Estos animales prefieren presas herbívoras y en algunos casos otros animales omnívoros, como una forma de adquirir algunos nutrientes de origen vegetal que han sido previamente procesados por dichas presas, y que no podrían ser consumidos de forma directa.

En los animales omnívoros, la variedad en la alimentación beneficia el equilibrio de nutrientes para evitar intoxicaciones y problemas por déficits de determinados compuestos. Los alimentos que muestran un mayor aporte nutricional son conservados en la dieta con una amplia gama de disponibilidad. Una alta disponibilidad se refiere a una gran abundancia de alimentos nutricionalmente completos y complementarios.

Referencias

  1. Clark, D. A. (1982). Foraging behavior of a vertebrate omnivore (Rattus rattus): meal structure, sampling, and diet breadth. Ecology, 63(3), 763-772.
  2. Diehl, S. (1993). Relative consumer sizes and the strengths of direct and indirect interactions in omnivorous feeding relationships. Oikos, 151-157.
  3. Esbérard, C., & Gomes, L. H. (2001). Order Chiroptera (Bats). Biology, Medicine, and Surgery of South American Wild Animals. Iowa State University Press, 536p, 219-224.
  4. Lutz, P. L., & Musick, J. A. (2017). The Biology of Sea Turtles, Volume I. CRC Press.
  5. Pérez Hernández, R., Soriano, P., & Lew, D. (1994). Marsupiales de Venezuela. Lagoven.
  6. Salazar, J. (1995). Insectos del Llano. Cristina Uribe Ediciones