Qué comía el tigre dientes de sable, cómo era y razones de su extinción

Qué comía el tigre dientes de sable

Con el nombre de tigre dientes de sable (género Smilodon) se denomina a un grupo de mamíferos carnívoros de gran tamaño que vivió en la antigüedad en el continente americano, se caracterizaban entre otras cosas por poseer unos grandes caninos en su mandíbula superior que según algunos autores los empleaban para apuñalar a sus víctimas. Entre las presas que comía el tigre dientes de sable se encontraban varias especies del género Bison, los bóvidos más grandes que han existido en todos los tiempos.

A pesar del nombre de “tigres”, y de su similitud morfológica, el dientes de sable no era realmente un felino (Familia Felidae, Subfamilia Felinae), sino que pertenecía a la extinta subfamilia de los Machairodontinae. La forma de atrapar la presa que comía el tigre dientes de sable difería de la forma en que cazan los tigres y otros felinos actuales.

¿Qué era el tigre dientes de sable?

El tigre dientes de sable era un superdepredador del continente americano que vivió desde hace unos 2,5 millones de años, hasta hace cerca de 10 mil años. Se distribuyó desde Canadá hasta Argentina. Se distinguen tres especies, las cuales presentaban diferencias tanto en la talla corporal como en el tamaño de los colmillos. Las presas que comía el tigre dientes de sable variaban dependiendo de la especie, pero se basaba principalmente en el mega herbívoros de la época.

El tigre dientes de sable era uno de los félidos más grandes que ha existido, pudiendo sobrepasar el metro de altura sobre los hombros y los 350 kg de peso. Los colmillos de su mandíbula superior estaban fuertemente comprimidos lateralmente, podían superar los 15 cm de longitud, incluso llegar hasta los 20 cm de longitud, no obstante, eran relativamente frágiles.

Sus patas eran musculosas y cortas y sus uñas eran largas y retráctiles, poco adecuadas para carreras largas y rápidas. Sus colmillos eran largos y con o sin aserraciones en sus bordes. Su cuello era corto y musculoso.

Como ya fue mencionado, existieron tres especies de tigres dientes de sable, las cuales podían ser distinguidas por sus características biométricas y morfológicas: Smilodon gracilis, S. fatalis y S. populator, este último era el mayor y más antiguo de todos. Se cree que pudo llegar a pesar los 400 kg y medir 1,15 m de altura sobre los hombros.

¿Dónde vivía?

Habitó en todo el continente americano, en grandes planicies y con abundante vegetación, la cual podían sostener los herbívoros que comía el tigre dientes de sable, además, esta vegetación le daba la oportunidad de ocultarse de sus presas para cazarlas por acecho.

La especie Smilodon fatalis habitaba en el subcontinente norteamericano, y penetró en el suramericano en el Pleistoceno tardío para ocupar la vertiente occidental de los Andes, hasta Perú. Smilodon populator, por su parte, era originario de Argentina y se propagó por Venezuela, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Cuáles eran las presas que comía el tigre dientes de sable?

Las presas que comía el tigre dientes de sable eran principalmente grandes herbívoros como bisontes del género Bison, alces, perezosos, camélidos, incluso mamuts y mastodontes.

Los camélidos americanos antiguos eran mamíferos artiodáctilos parecidos al actual guanaco, y de los cuales evolucionaron llamas, alpacas y camellos. Los mastodontes eran otros mamíferos proboscídeos emparentados con los mamuts.

¿Cómo cazaba el tigre dientes de sable?

Para cazar las presas que comía el tigre dientes de sable, este se valía probablemente de acecharlas en espacios cerrados en lugar de lanzarse en largas y veloces persecuciones, pues la musculatura de sus patas pareciera indicar que estaban mejor adaptadas para saltar de repente sobre sus víctimas que para la carrera en espacios abiertos.

Algunos autores sugieren que el alimento que comía el tigre de dientes de sable era capturado mediante cacería en grupos, y que estos grupos probablemente estaban formados por uno o dos machos adultos, un número mayor de hembras adultas, así como por juveniles de ambos sexos.

Los félidos actuales poseen mandíbulas más fuertes y un cuello más musculoso que los que poseía el tigre dientes de sable, y generalmente tardan bastante tiempo entre capturar a su presa y darle la muerte definitiva, la cual habitualmente ocurre por asfixia.

La musculatura propia del cuello, y las mandíbulas aparentemente más débiles del tigre dientes de sable, incluso sus filosos y largos colmillos, sugieren que el tigre dientes de sable daba muerte a su presa más rápidamente.

Este último usaba sus uñas retráctiles para sujetar a su presa, mientras que empleaba sus dientes extremadamente desarrollados para infligir heridas a la misma en la yugular o la tráquea, y ocasionarla una muerte rápida por hemorragia, compensando así la debilidad relativa de su mordida y de su capacidad de sujeción. Este método de cacería era lo que le permitía cazar piezas más grandes que las que pueden cazar otros félidos actuales.

¿Por qué se extinguió?

El tigre dientes de sable desapareció durante la extinción masiva de finales del pleistoceno. Las causas de tal extinción no están claras, y existen varias teorías que pretenden explicarla, entre las que destacan: la aparición del hombre en el área de distribución del tigre dientes de sable, así como la extinción masiva de los megaherbívoros que comía el tigre dientes de sable.

La extinción masiva de organismos de gran tamaño de la época parece que estuvo relacionada directamente con la aparición del ser humano en diferentes localidades. Otros posibles motivos de extinción asociados del tigre dientes de sable incluyen un evento universal de cambio climático ocurrido en la época, el cual incrementó la dispersión de las grandes presas y disminuyó la cobertura vegetal, que permitía a los tigres dientes de sable acechar a sus presas, e incrementó la competencia con otros depredadores. También se ha sugerido que pudo deberse a infecciones propagadas con el ser humano durante su llegada al continente americano, que pudieron afectar a las presas que comía el tigre dientes de sable o directamente a esta especie.

También te puede interesar: Qué comían los dinosaurios

Referencias

  • B. Figueirido, S. Lautenschlager, A. Pèrez-Ramos & B. Van Valkenburg (2018).
  • A. Prieto, R. Labarca & V. Sierpe (2010).
  • A. Rincón (2006).
  • D. Janczewski, N. Yuhki, D. Gilbert, G. Jefferson & S. O’brien (1992).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *